Avancar.es

Car Sharing & Ecomovilidad

Categoría: Rental Car España

¿Cuánto me puede costar un servicio de “Car Sharing”? ¿Vale la pena?

Como es normal y aunque el servicio de “car sharing” ya lleva unos cuantos años funcionando en nuestro país siguen escuchándose preguntas como las del título de este artículo: Cuánto me puede costar un servicio de “car sharing” y si realmente vale la pena ser socio de una empresa de coches compartidos y pagar una cuota mensual para poder conducir un número de kilómetros limitados por semana para desplazarse por las calles de tu ciudad.

Hay que destacar que aunque hoy en día ya existen varias empresas en el sector con varios años en funcionamiento com Avancar hay que destacar que aún sigue siendo un servicio novedoso para la mayoría de personas en el mundo, sobretodo en algunos países europeos como España. La gran mayoría de españoles sigue optando por la compra de un vehículo propio para desplazarse por las carreteras españolas. Si que es verdad y hay que destacar que en las capitales españolas sobretodo Barcelona, Madrid y Valencia han sido pioneras en la ecomovilidad y mucha personas que viven en estas ciudades han optado por desplazarse en servicio de alquiler de bicicletas o ser socios de empresas de coches compartidos para poder conducir uno de sus vehículos.

Para responderte la pregunta de que si realmente vale la pena dejar de comprar un coche en propiedad para recurrir a coches de “car sharing” para tus desplazamientos solo tienes que plantearte cuantas horas a la semana vas a utilizar el coche para tus compromisos laborales o personales. Si vas a utilizar el coche unas 10 horas a la semana evidentemente no te compensa tener un coche en propiedad con todos los gastos que ello conlleva. Además hay que añadir el problema de aparcar el coche en una ciudad como Barcelona, si no tienes una plaza de parking en tu edificio en la cuál no tengas que alquilar una o aparcar en la calle es un problema más de gasto de tiempo y dinero que conllevará ser propietario de vehículo de cuatro ruedas.

Por eso, te recomendamos que si no vas a hacer un gran uso del coche la alternativa del coche compartido en ideal para tus objetivos. Empresas como Avancar ofrecen por unos cien euros al mes el poder hacer con uno de sus vehículos aproximadamente ochenta kilómetros a la semana con todo incluido. Esto último es muy importante porque no tendrás que hacer frente a ningún otro coste que derive del vehículo.

Te ahorrarás el 100% del mantenimiento, el seguro obligatorio para poder circular legalmente, la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) e incluso el gasto de combustible siempre y cuando no hagamos más kilómetros de los establecidos por contrato según nuestra cuota mensual que hayamos escogido. Por eso te recomendamos que te pases al Car Sharing sobretodo si vives en una gran ciudad donde entre semana seguro que te desplazas al trabajo o a la universidad en bicicleta o transporte público y el coche solo lo necesitas para ocasiones puntuales como escapadas de fin de semana o hacer algún encargo o recado concreto que necesita de tener un coche en propiedad aparcado delante de casa esperando a ser amortizado.

Además como te puedes imaginar podrás contribuir a una nueva cultura donde la ecomovilidad será muy importante y tendrá grandes beneficios medio ambientales en las principales ciudades de todo el mundo. Se dice que algunos estudios han puntualizado que si un 30% de los desplazamientos se hacen sin emitir gases tóxicos contaminantes la calidad del aire de nuestras ciudades podrías subir hasta 60 puntos.

¿El Car Sharing es una buena alternativa a la compra de un vehículo propio?

Sin duda esta pregunta se la hacen millones de personas cada año en todo el mundo. Desde que comenzó la moda del fenómeno “car sharing” (compartir coche) muchos grupos de amigos se han planteado compartir coche por días y por tanto repartir los gastos que genera el vehículo: seguro, ITV, desgaste de piezas y el mantenimiento en general del coche. Esta alternativa puede ser muy buena si no necesitamos el vehículo muchas horas al día todos los días de la semana. Si tenemos que utilizar el coche algunas veces a la semana para temas puntuales o salidas concretas puede ser una alternativa muy buena a la compra de un vehículo propio para ahorrarnos los costos completos del coche.

Hay muchas estadísticas que ponen en relieve que la mayoría de gente que tiene un coche o más en propiedad casi no lo utiliza entre semana y solo hace uso de él para ocasiones muy concretas y solo los fines de semana. Este perfil de gente es muy común sobretodo en las ciudades grandes donde la gente tiene muchas alternativas de transporte público y le resulta mucho más practico desplazarse por la ciudad en metro o autobús que coger su propio para desplazarse por las calles de la ciudad hasta llegar a su puesto de trabajo y tener que buscar aparcamiento con el coste de tiempo y dinero extra gastado que esto conlleva.

Incluso como todos estamos pudiendo ver en las ciudades de toda España el transporte por bicicleta o patín eléctrico cada vez e más popular y miles de personas optan por este tipo de transporte para desplazarse por las calle de su ciudad. Este fenómeno también es debido a la gran inversión que están haciendo los ayuntamientos en adaptar la ciudad con carriles especiales para bicicletas y vehículos de dos rueda eléctricos en general. Esto último sin duda a animado a muchas personas a comprarse o alquilar una bicicleta para ir al trabajo, hacer la compra o hacer tus recados en general.

Como hemos comentado más arriba esto último ha tenido un gran impacto en muchas personas que han optado por el “car Sharing” como método de transporte confiando en empresas del sector que se dedican a poner a disposición de sus clientes coches con todos los gastos incluidos (gasolina, ITV, reparaciones, piezas, Seguro, etc…) a cambio de ser socios de la empresa y pagar una cuota mensual que suele rondar los 100 euros donde hay algunas limitaciones como el número de kilometro que se pueden hacer por semana o algunas restricciones como no poder salir de España con el coche.

De todas maneras si estás realmente interesado puedes encontrar todo tipo de cuotas que se adapten a tus necesidades. Realmente como hemos comentado más arriba si necesitas un vehículo de cuatro ruedas unas pocas horas a la semana, el “car Sharing” puede ser un alternativa muy buena a la compra de un vehículo propio. Por unos cien euros al mes de cuota mínima podrás recorrer unos 80 Kilómetros a la semana tranquilamente sin tener que preocuparte de nada más que conducir y disfrutar de la carretera sin sorpresas ni costes de última hora.